Mi vida, mi familia, el banco de alimentos...

Jubilación viene de "júbilo"; y este supernumerario del Opus Dei, lo sabe. Con la jubilación se presenta la oportunidad de hacer muchas más cosas: ayudar más a la mujer en las tareas de la casa, atender a la familia y a los enfermos, y emplear ese tiempo libre en la ayuda a los más necesitados.

Dirige un Banco de Alimentos y con otros jubilados de la ciudad, creyentes y no creyentes, personas con muy distintos modos de pensar, trabaja para que les lleguen alimentos en buen estado, procedentes de los excedentes de las fábricas, a las residencias de ancianos, asilos, comedores de caridad, etc.

 




©Copyright 2006 90segundos.org